Bizcochos de soletilla

Bizcochos de soletilla

Los bizcochos de soletilla me encantan desde que era pequeñita, tanto para comerlos solos como acompañados, y si encima son caseros tienen un encanto particular que los hace irresistibles, ¡pruébalos!

Ficha:

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocción: 12 minutos
  • Lista en: 27 minutos
  • Cocina: Española
  • Plato: Postre
  • Dificultad: Fácil

Ingredientes (para 8 personas):

Instrucciones:

  1. Empezamos la elaboración separando las claras de las yemas de los huevos.
  2. Ponemos las claras en un bol con la pizca de sal y las batimos con varillas eléctricas hasta que empiezan a montar y entonces vamos echando, poco a poco, el azúcar blanca sin dejar de batir hasta que estén bien montadas.
  3. En otro bol ponemos las yemas y las batimos con las mismas varillas hasta que blanqueen.
  4. En dicho momento empezamos a verter las claras montadas con el azúcar a las yemas batidas, poco a poco, incorporándolas con movimientos envolventes y ayudándonos de una lengua.
  5. Continuamos añadiendo el merengue a las yemas batidas...
  6. ... incorporándolas con la espátula hasta que terminemos de añadir el merengue.
  7. A continuación añadimos la harina tamizada con la levadura poco a poco...
  8. ... y seguimos incorporando con movimientos envolventes hasta que la harina esté toda integrada.
  9. Entonces lo metemos en una manga pastelera con boquilla redonda grande (de 1.5 – 2 centímetros).
  10. Preparamos las bandejas de horno recubriéndolas con papel de hornear y vamos extendiendo bastones de masa con la manga pastelera inclinada y pegada al papel de hornear con una longitud de 7 – 8 centímetros, poniéndolos separados uno del otro.
  11. Cuando vayamos a meterlos en el horno los espolvoreamos con el azúcar glass utilizando un colador.
  12. Precalentamos el horno a 180ºC, los metemos en el horno y los horneamos durante unos 12 minutos. Los sacamos del horno cuando los veamos ligeramente dorados.
  13. Una vez sacados del horno los ponemos a enfriar sobre una rejilla.
  14. Utiliza una espátula, un cuchillo o despégalos manualmente para separarlos del papel de horno.
  15. Los bizcochos de soletilla están listos para comer.
  16. Por cierto, cuando era pequeña y mi madre los compraba en las dulcerías los llamaban "lenguas de pájaro".

Más datos:

 

Y si te gustó esta receta, Afi te recomienda...

Acerca de

Avatar
Nací en pleno barrio de La Isleta, en Las Palmas de Gran Canaria. Aprendí a desenvolverme en la cocina gracias a mi madre y, en especial, a mi abuela, de la que aprendí trucos y recetas. Con el tiempo he ido creando algunas nuevas y adaptando otras.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentario en Facebook

Send this to a friend