Bizco-flan

(Versión para imprimir)

Este bizco-flan combina un flan casero habitual con un bizcocho. ¡El resultado sorprenderá a los tuyos, anímate a prepararlo en casa!

Ficha:

  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocción: 35 minutos
  • Lista en: 45 minutos
  • Cocina: Mexicana
  • Plato: Postre
  • Dificultad: Fácil

Ingredientes (para 8 personas):

Instrucciones:

  1. Empezamos engrasando y forrando un molde tipo plumcake...
  2. ... y le añadimos el caramelo derretido.
  3. Continuamos elaborando el flan y para ello ponemos en un bol los tres huevos con el azúcar...
  4. ... y mezclamos bien hasta que la mezcla esté espumosa.
  5. Añadimos la leche poco a poco, sin dejar de mezclar, y vertemos la mezcla del flan en el molde sobre el caramelo.
  6. A continuación elaboramos el bizcocho, y para ello ponemos en un bol los huevos con el azúcar...
  7. ... y batimos con varillas eléctricas durante 5 minutos hasta que la mezcla esté esponjosa y haya aumentado de volumen.
  8. Añadimos la harina de repostería tamizada...
  9. ... y vamos mezclando con una lengua con movimientos envolventes.
  10. Luego vertemos la mezcla del bizcocho sobre el flan en el molde de plumcake.
  11. Ponemos el molde en una bandeja de horno y cubrimos la bandeja de horno con unos dos dedos de agua caliente para hacerlos al baño María.
  12. Precalentamos el horno a 180ºC y metemos la bandeja en el horno y horneamos durante 30 – 35 minutos comprobando con palito que salga limpio.
  13. Lo sacamos del horno y dejamos enfriar mientras preparamos el almíbar.
  14. Para ello usaremos agua, ralladura de 1 limón, agua de azahar y azúcar blanquilla.
  15. Lo ponemos junto en un cazo al fuego...
  16. ... y lo llevamos a ebullición dejando hervir unos 2 minutos. Luego lo retiramos del fuego y lo colamos.
  17. Pinchamos el bizcocho con una brocheta y luego lo pintamos con el almíbar usando una brocha de cocina, hasta dejarlo bien empapado.
  18. Una vez haya atemperado lo metemos a refrigerar en la nevera durante unas horas, siendo mejor dejarlo en la nevera de un día para otro.
  19. Cuando lo vayamos a servir lo desmoldamos y lo cortamos en porciones.
  20. ¡Tu bizco-flan está listo para comer!

Más datos:

Volver atrás