Dátiles y orejones rellenos

(Versión para imprimir)

Un postre muy divertido para hacer con los niños teniendo la precaución de que no toquen el chocolate caliente que es la parte que debemos hacer los mayores. Muy apropiado para estas fechas.

Ficha:

Ingredientes (para 8 personas):

Instrucciones:

  1. Machacamos los pistachos pelados en un mortero y los reservamos.
  2. Rellenamos los dátiles, que tienen que estar sin hueso, con una almendra.
  3. Le hacemos un corte a los orejones introduciéndoles media nuez y reservándolos.
  4. Fundimos el chocolate negro con una nuez de mantequilla al baño María.
  5. Pasamos los dátiles y los orejones por el chocolate caliente.
  6. Los depositamos sobre un papel de horno hasta que se enfríen.
  7. Fundimos el chocolate blanco con otra nuez de mantequilla.
  8. Utilizaremos este chocolate para hacer decoraciones sobre los dátiles. Con un trozo de papel de horno fabricas un cono pequeñito y metemos el chocolate blanco para decorar los dátiles. Permite que tus pequeños realicen la decoración que se les ocurra. Estos han sido decorados por mis nietos.
  9. Por último pondremos sobre los orejones el pistacho que habíamos machacado teniendo la precaución de que debe estar el chocolate caliente para permitir que los pistachos se peguen al chocolate.
  10. Dejar enfriar para comer con posterioridad.

Más datos:

Volver atrás